VILLA ELISA fue fundada en 1890. Forma parte de un proceso que transformaría profundamente la esencia Argentina: el fenómeno inmigratorio. Tres o cuatro corrientes bien definidas constituyeron prácticamente el total de la población de la Colonia original: piamonteses (italianos de la región del Piemonte), Valesanos (suizos provenientes del Cantón de Valais), Saboyanos (franceses provenientes a la parte francesa -a la fecha de fundación de Villa Elisa- recientemente escindido Reino de Saboya) y Vascos (provenientes de la parte española).
Para entender bien esta parte del proceso colonizador es necesario analizar las causas de la emigración en Europa y de la apertura inmigratoria Argentina.



INMIGRACIÓN A FINES DEL SIGLO XIX

Entre los factores específicos que influyeron en la emigración de estos años, se destacan: • A fines de 1870, el éxito de las primeras colonias agrícolas, hace que Argentina comience a exportar trigo, lo que sumado a la competencia iniciada por los países productores de cereales en gran escala (Rusia y Rumania, en Europa; EE.UU. y Canadá, en América), recrudece las dificultades de los agricultores de los países de Europa Central, y se transforma en una razón más para emigrar. En 1880, Canadá, EE.UU., Uruguay, Australia, Nueva Zelanda y Argentina, representan el 30de todas las exportaciones mundiales de alimentos y más de las tres quintas partes de las exportaciones de trigo. Emigrar hacia allí, se presentaba como una buena alternativa. • En octubre de 1876 fue dictada en Argentina la célebre ley de Inmigración y Colonización, con la que se quiso fomentar y encausar la valorización del país por medio de la afluencia europea y la colonización agraria, tanto estatal como privada. Se facilita así la emigración hacia la Argentina, y consta que muchos de los pobladores fundadores de Villa Elisa, se habían amparado en ésta ley y tenían su viaje pagado. • Otro factor que alienta la emigración hacia Argentina, es la desfavorable situación económica que atraviesan los EE.UU. por esos años, y las diversas restricciones a la inmigración que se habían dictado en dicho país. Estados Unidos, era al promediar el siglo, el país preferido para emigrar. • Finalmente, la generalización del vapor como medio de transporte ultramarino- y la consiguiente propaganda de las empresas navieras que necesitaban del flujo migratorio para el éxito de sus empresas- constituye un factor no despreciable para el aumento general de los traslados extra-continentales.



LLEGADA DE LOS PRIMEROS COLONIZADORES A NUESTRA ZONA

Los primeros colonizadores que se asentaron en San José en 1857 llegaron el 24 de mayo a Buenos Aires, y ahí los pasajeros se enteraron que no tenían destino, pero ya estaban las barcazas que el General Justo José de Urquiza había dispuesto para trasladarlos a Ibicuy (al sur de Entre Ríos). Al arribar a Ibicuy se dieron cuenta que las tierras no eran aptas para producir. Carlos Sourigues que era francés, era un agrimensor al servicio del General Urquiza, fue a marcar los límites de Ibicuy, y le escribe una carta al gobierno diciéndole que las tierras del Ibicuy eran inundables, no aptas para el cultivo. Entonces Urquiza le pide a Sourigues, que busque entre sus terrenos, el mejor lugar para ubicarlos. Sourigues le informa al General Urquiza que son hombres de mucho trabajo, por la figura que tienen, por su forma de ser, por sus ambiciones, un excelente cuerpo inmigrante. Sourigues determina una zona, lo que es hoy el área de San José y Colón, y comienza a marca los terrenos, próximos al río Uruguay.
Sourigues marcó las 16 cuadras que estarían destinadas a los colonos. Desde el Ibicuy vinieron en barcazas hasta la Calera de Spiro (lugar sobre el río Uruguay dedicada a la explotación de la cal, material utilizado para la construcción).

Llegan a la Calera Spiro donde existía solamente un galpón para ampararse. Mientras Sourigues terminaba de marcar las concesiones, de más o menos 27 hectáreas cada concesión, se refugiaban con los baúles, con los árboles, con las sábanas, hacían una especie de techo, era pleno invierno.
¿Porque se festeja la fundación de la Colonia San José el 2 de julio? Porque el 2, empezaron a tomar posesión, el 1º anclaron y después tomaron posesión. Sobre la costa del Uruguay se encontraron con el bosque de espinillo, ñandubay, tala y mucho junco. Pero pasando el sector de la costa, el campo presentaba una superficie totalmente limpia, de hierbas bajas, de vez en cuando algún árbol, pero totalmente limpia, y eso impresionó a los colonos, ondulaciones muy suaves, sin piedra, sin la piedra de la montaña. Cuando se vieron con tanta tierra, enseguida les escribieron a los que habían quedado en Europa: “Vengan que hay cantidad de tierra y buena, bueno el clima” lo que si no era tan buena era la madera, para construir las casas, primero las hicieron con lo que encontraron, tipo ranchos, pero después iban a las islas del Uruguay a buscar mejor madera, la que mezclaron con piedras de la zona para construir sus primeras viviendas.
Los inmigrantes que llegaron a esta zona, la mayoría provenían del Valais. El Valais se divide en dos partes: Alto y Bajo Valais. El alto es de habla alemana y el bajo de habla francesa. Vinieron además alemanes de Baviera, saboyanos y algunos piamonteses, eso es en el año 1857.
El General Urquiza designa como primer administrador de la Colonia San José a Alejo Peyret.
Cuando comenzaron a ubicarse en los diferentes terrenos se los agrupó por nacionalidad.
Urquiza trató siempre de amparar al inmigrante, siempre los defendió. Con el Administrador Peyret existían ciertas diferencias de criterio ya que este quería que se cumplieran estrictamente las cláusulas del contrato. Por ejemplo: uno de los problemas más comunes era el de tomar bebidas alcohólicas, cosa que estaba prohibida en el contrato. Peyret los ponía presos y el Dr. Bastián debía ir a explicarle a Urquiza, que era una costumbre que se traía de Europa, que cada cual tenía su propio viñedo, por consiguiente cada cual fabricaba su propio vino y debía probarlo.
El General Urquiza le dio la tierra en propiedad al colono, a pagar a largo plazo y con las cosechas, además de facilitarle las herramientas de trabajo.

La primer actividad que desarrollan los colonos es la siembra, así es que plantan maíz, porotos, batata, cuyas semillas se las entregaba el General Urquiza, también les manda todos los días una carreta con fariña y galleta, además de carne. Los productos los vendían en C. del Uruguay y Paysandú (Rep. Oriental del Uruguay). Llevaban huevos, verduras, quesos y miel principalmente.
También plantaban viñedos, porque la tierra era muy apta. Trajeron las cepas de Europa y el General Urquiza les brindó más.
Había grandes extensiones de viñedos hasta que en 1936 una Ley nacional prohíbe que Entre Ríos continúe produciendo vinos, para favorecer la producción en la provincia de Mendoza.

LA COLONIZACIÓN DE VILLA ELISA

Un gran número de los primeros pobladores de Villa Elisa, provenían de la Colonia San José, éstos nuevos emigrantes, o son los hijos de los primeros inmigrantes que buscan independizarse y formar su propia familia aquí, o son los propios inmigrantes que desean continuar su crecimiento y no pueden hacerlo en su colonia. Una gran parte también son inmigrantes llegados a la Argentina por esos años, la mayoría individualmente, y no como parte de contingentes como lo eran a principios de la era de la colonización.
Héctor de Elia escribe al margen de uno de los libros de su biblioteca: “En 1890 el señor de Elia introdujo por los puertos de Colón y Concepción del Uruguay 367 familias de inmigrantes”, pero no menciona si lo hizo individualmente, o como parte de un contingente.